Nuestros valores

Nuestro objetivo principal es proporcionar a los clientes un entorno seguro de cuidado y libre de cualquier presión que les pueda empujar a aceptar cualquier ideología política o adoctrinamiento religioso.

El derecho del cliente a tomar sus propias elecciones de vida es fundamental para nosotros, ya que buscamos ofrecer a las personas un lugar donde puedan explorar sus sentimientos y determinar cómo quieren vivir sus vidas.

A continuación, se encuentran nuestras directrices principales para los profesionales que trabajan en esta área.

Disposición hacia los clientes durante el asesoramiento o terapia 

Directriz 1. Se alienta a los profesionales a respetar la dignidad y autodeterminación de sus clientes y sus propias decisiones.

Directriz 2. Se alienta a los profesionales a reconocer la complejidad y las limitaciones en la comprensión de la etiología de los patrones de comportamiento sexual y las atracciones no deseadas.

Directriz 3. Se alienta a los profesionales a comprender que sus valores, actitudes y conocimientos sobre la identidad y la sexualidad influyen a la hora de valorar y trabajar con los clientes que sienten atracciones y presentan un comportamiento sexual no deseado.

Directriz 4. Se alienta a los profesionales a que respeten el valor de la fe religiosa de los clientes y se abstengan de hacer conjeturas vejatorias sobre las motivaciones que los llevan a querer participar en las intervenciones de cambio en la orientación sexual.

Directriz 5. Al comienzo del proceso de apoyo o tratamiento, se alienta a los profesionales a ofrecer a los clientes información acerca de los procesos de cambio de orientación sexual y los posibles resultados de la intervención, siendo esto necesario y suficiente para el consentimiento informado.

Directriz 6. Se alienta a los profesionales a valorar y comprender la presión cultural, religiosa y familiar a la que tienen que enfrentarse los clientes que sienten atracciones sexuales no deseadas o quieren explorar su identidad.

Directriz 7. Se alienta a los profesionales a reconocer las dificultades y riesgos que existen particularmente en los jóvenes que experimentan sentimientos sexuales no deseados, incluyendo aquellos dirigidos hacia individuos del mismo sexo. También tienen que tener en consideración que se da una mayor afluencia de casos entre jóvenes.

Consideraciones de tratamiento y apoyo para los terapeutas 

Directriz 8. Se alienta a los profesionales a utilizar enfoques psicológicos aceptados durante las intervenciones terapéuticas.

Directriz 9. Se alienta a los profesionales a ser conocedores de las condiciones psicológicas y conductuales que a menudo se encuentran asociados con los problemas de identidad de género y los patrones de comportamiento sexual y las atracciones no deseadas.

Directriz 10. Se alienta a los profesionales a ofrecer o derivar a los clientes a un tratamiento relevante para ayudarlos a lidiar con sus situaciones personales.

Formación continuada

Directriz 11. Se alienta a los profesionales a esforzarse con esmero con el fin de estar familiarizados con los recursos médicos, espirituales, religiosos y de salud mental relevantes que puedan servir de apoyo a los clientes en su búsqueda de un cambio.

Directriz 12. Se alienta a los profesionales a aumentar su conocimiento y comprensión de la literatura relevante para los clientes que buscan cambiar. Así mismo, se les alienta a recibir educación, formación y supervisión y a consultar a otros profesionales de forma continuada, lo que mejorará su labor en esta área.

 

Adaptación de las directrices recogidas por el Instituto NARTH:

Practice Guidelines for the Treatment of Unwanted Same-Sex Attractions and Behavior (2008). https://www.scribd.com/doc/115508811/NARTH-Institute-Practice-Guidelines

 

 

Descarga la declaración de la misión y las directrices de las prácticas de la IFTCC

Descargar